¿Cómo hacer una mudanza sin estrés?

Diferentes estudios demuestran que una mudanza puede representar, en algunas circunstancias, un factor de estrés más importante que un divorcio. Los signos precursores debidos al estrés de la mudanza pueden ser la impaciencia, la dificultad para concentrarse, los cambios de humor, la irritación y la distracción.

Autor: siala-Pixabay

Autor: siala-Pixabay

Algunos incluso tendrán tendencia a despertarse en mitad de la noche para enumerar mentalmente la lista de tareas que se deben efectuar antes del traslado o de las mudanzas nacionales. Para bien controlar la situación, se aconseja organizarse de forma casi militar. Esto permite reducir la ansiedad e incluso realizar la mudanza disfrutando de todo el trabajo.

Plan de acción antiestrés

Conviene seleccionar correctamente los objetos que no son útiles. El truco para saber si un artículo es superfluo es comprobar si se ha utilizado en los tres últimos años. Si no es el caso, no hay dificultad en poder desprenderse de él. Primeramente, conviene embalar los objetos que solamente se utilizan en raras ocasiones, como por ejemplo la decoración navideña, la barbacoa, etcétera.

Una vez decidida la fecha de la mudanza, conviene contactar con los proveedores de los diferentes servicios domésticos: Internet, televisión, teléfono, luz eléctrica, aseguradores, carnet de conducir, etcétera. También conviene solicitar en Correos el cambio de dirección, estableciendo cuál será el nuevo domicilio, de manera que las cartas lleguen al lugar indicado. También conviene informarse sobre los lugares donde se encuentran los servicios importantes de la nueva dirección, concretamente los bancos, el servicio postal, la farmacia, etcétera.

Consejos para una mudanza con niños

A los niños les gusta participar en la mudanza. Es importante ofrecerles tareas, como por ejemplo la selección de la ropa, de sus juguetes, de los libros, etcétera. Conviene discutir sobre la mudanza con ellos. Se trata de explicarles la parte más divertida de una mudanza, así como el nuevo espacio donde podrán guardar sus juguetes, o cómo será su nueva habitación.

Los niños en edad escolar también disfrutan participando durante una mudanza. Es el momento para que ellos mismos establezcan una lista de tareas que deben efectuar antes del día de la mudanza.

Consejos a la hora de una mudanza con animales

Siempre es un desarreglo para un animal ver cómo personas extrañas se ponen a descolocar los muebles. Los animales necesitan tener seguridad durante el periodo que dura la mudanza. A lo largo de la semana anterior a la mudanza, se deben respetar los hábitos del animal, por ejemplo las horas de las comidas y de salir a la calle. Conviene tratarlos con la misma técnica y los mismos hábitos que de costumbre.

A la hora de desplazarlos, lo ideal es disponer de un transportín para cada animal, donde además se puedan colocar en su interior objetos que tengan un olor que les sea familiar. Lo ideal es dejar las puertas de la jaula abierta para que los animales puedan adaptarse antes del día de la mudanza.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *