Mejorar nuestra salud con la ayuda de caminadoras eléctricas

Caminar es una de las actividades físicas más saludables que pueden llevar a cabo casi todo tipo de personas independientemente de su edad o condición física, pues es un ejercicio muy flexible que permite adaptarse a todos los niveles.

Entre 30 y 60 minutos diarios es el tiempo mínimo que debería caminar cualquier persona para preservar la salud y evitar la atrofia muscular, además de reducir el impacto degenerativo producido por el paso del tiempo. Algunos de los beneficios que aportan la caminata diaria según una revisión publicada por el Doctor José Calabug, miembro del departamento de cardiología de la Universidad de Navarra, son:

  • ·Mejora la función cardiovascular
  • ·Mejora la flexibilidad
  • ·Quema calorías y ayuda a mantener el peso
  • ·Previene la diabetes
  • ·Ayuda a liberar el estrés.

En ocasiones, el ritmo de vida o las condiciones meteorológicas pueden impedirnos realizar dicha actividad al aire libre, pues debemos desplazarnos en coche al lugar de trabajo o las condiciones climáticas no acompañan en determinadas épocas del año.

En tales circunstancias, las caminadoras eléctricas se convierten en un instrumento auxiliar muy importante para poder practicar la dosis diaria de ejercicio físico de forma segura, bien en centros especializados o en la comodidad del hogar, en aquellos casos en los que no se disponga de tiempo para acudir a gimnasios o centros deportivos.

El disponer de una caminadora eléctrica propicia un espacio flexible a la hora de practicar deporte, puesto que dispone de distintos programas con velocidades regulables que pueden adaptar el ritmo a casi cualquier edad y condición física, además de poder aprovechar cualquier momento de ocio para ponerse en forma evitando las colas y trayectos de desplazamiento.

¿Por qué usar las caminadoras eléctricas en nuestra rutina deportiva diaria?

Al margen de cubrir las necesidades de cierto grupo de personas a las que les cuesta encontrar el hueco disponible para practicar deporte, las caminadoras eléctricas resulta especialmente útil para mejorar el rendimiento físico en nuestras prácticas deportivas, ya que muchas personas no consiguen efectuar progresos cuando se ejercitan por su cuenta porque no son capaces de adquirir la intensidad precisa y adecuada en cada entrenamiento.

La relación entre la intensidad y la individualidad del entrenamiento fue desvelada por el decano asociado y profesor de psicología clínica y de la salud del Colegio de Salud Pública y Profesiones de la Salud de la Universidad de Florida, Michael Perri, quien observó que la progresión en la intensidad de los ejercicios es indispensable para la obtención de resultados positivos y cuando las personas los practican sin la supervisión del especialista o de forma autónoma, por lo general dicho incremento de la resistencia no se lleva a cabo, motivo por el que ejercitarse con una caminadora mototizada que mantenga la velocidad constante con intensidad regulada, multiplicará los resultados del entrenamiento de manera exponencial.

Los resultados de dicho estudio fueron recogidos por el prestigioso portal de salud estadounidense HealthDay, en el que además se establecieron las relaciones entre  el caminar diariamente con la disminución de ciertas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheirmer.

Bibliografía
http://www.cun.es/area-salud/salud/Deporte-salud/caminar-salud
http://consumer.healthday.com/Article.asp?AID=673145

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *