APRENDIDENDO A COMER

La alimentación es algo a lo que debemos dar la importancia que tiene desde las primeras etapas de vida ya que aprender a controlar la alimentación evitara en la mayoría de los casos padecer futuros problemas relacionados con la comida.

Los TCA son trastornos mentales que se caracterizan por un comportamiento patológico derivado de la ingesta alimentaria y una obsesión por controlar de peso. Son trastornos que tienen su origen en muchos factores como puede ser el biológico, psicológico, familiar y sociocultural provocando consecuencias negativas tanto para la salud física como mental de la persona que los padece.

aprendidendo a comer

Los más conocidos son la anorexia nerviosa y la bulimia pero hay otros quizás menos conocidos pero no menos importantes como son la orterexia que consiste en la obsesión por la comida sana y la vigorexia que es la obsesión por el deporte y verse un cuerpo musculado.

Parece que los Trastornos de la Conducta Alimentaria sean una patología actual debido el incremento considerable de casos que se produjeron en el último cuarto del pasado siglo. Pero es cierto, que las reseñas históricas nos indican que en otras épocas de la historia hubo gente que presentaban trastornos muy parecidos a los actuales TCA.

Actualmente sabemos que las conductas típicas de pacientes anoréxicos pueden no se causa sino consecuencia de un ayuno prolongado y voluntario aunque no estén obsesionados por su apariencia externa.

Ya en el siglo XIX crece el interés de los científicos por este tema llegando a considerar a estas personas que dejan de comer como enfermas y que para superar estos problemas se necesita tratamiento.

Estos trastornos son enfermedades graves pero que se pueden curar si la persona hace un tratamiento correcto y guiado por un equipo de médicos y psicólogos especializados en TCA. Son tratamientos son largos en el tiempo y no fáciles debidos a la falta de conciencia de tratarlos como una enfermedad que es en realidad lo que son. Así quienes las padecen no son capaces de identificar las consecuencias negativas del trastorno y por tanto, no ven la necesidad de ponerse en tratamiento. Es en este punto cuando el papel de la familia y los más allegados juegan un papel fundamental para intentar que la persona afectada reciba el tratamiento que necesita aunque no colabore en recibirlo. Es importante recordar que coger a tiempo estas enfermedades puede hacer que su curación sea posible.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *