5 vitaminas que pueden ser necesarias en la enfermedad de Crohn

En la enfermedad de Crohn, el daño al tubo digestivo, y en ocasiones la cirugía y los medicamentos utilizados para tratarla, pueden hacer que sea difícil para el cuerpo absorber los nutrientes. La buena noticia es que muchas personas con enfermedad de Crohn pueden obtener lo que necesitan de su dieta y una multi-vitamina diaria.

pastillas

Hierro. La enfermedad de Crohn puede causar sangrado en los intestinos, lo cual puede resultar en la pérdida de la hemoglobina y la proteína del hierro (transportada en las células rojas de la sangre), resultando en la anemia.

El síntoma clásico de la anemia es la fatiga, aunque también puede dar lugar a dolores de cabeza y piel pálida.

Un análisis de sangre podrá identificar cualquier problema. Si los hay, los suplementos de hierro, pastillas o en forma líquida, pueden ayudar. La Fundación de Crohn y Colitis de América (CCFA) recomienda tomar entre 8 a 27 miligramos de una a tres veces al día.

Vitamina B12. La enfermedad de Crohn puede dañar el íleon, la parte inferior del intestino, necesario para la absorción de la vitamina B12. A veces, porciones del íleon deben ser extirpadas quirúrgicamente.

Las deficiencias de vitamina B12 pueden manifestarse como debilidad, fatiga, mareos, y la anemia megalo-blástica (glóbulos rojos más grandes de lo normal). En casos extremos, puede dañar los nervios, provocando sensación de hormigueo o entumecimiento en los dedos de manos y pies y dificultad para caminar.

Ácido fólico. El ácido fólico es otro tipo de vitamina B y es esencial para la formación de nuevas células. El ácido fólico es especialmente crítico en mujeres embarazadas, para prevenir defectos de nacimiento. El CCFA recomienda que las personas con Enfermedad de Crohn tomen 1 miligramo de ácido fólico al día, como un suplemento.

Calcio. A veces, las personas con enfermedad de Crohn tienen deficiencias de calcio debido a que el cuerpo no puede absorber los nutrientes. La intolerancia a la lactosa, una incapacidad para digerir los alimentos lácteos ricos en calcio, es común en la enfermedad de Crohn y tampoco ayuda.

Las deficiencias de calcio también pueden resultar de la toma de corticosteroides o tener inflamación persistente. Esto puede aumentar el riesgo de osteoporosis temprana. Muchas personas con la enfermedad de Crohn se necesitan suplementación de calcio y vitamina D para mantener sus huesos fuertes.

Magnesio. La diarrea es un síntoma común de la enfermedad de Crohn y la gente con diarrea excesiva y acuosa puede terminar privando su cuerpo de magnesio, necesitando estos suplementos para mantenerse sanos.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *